¿Son suficientes 21 días para conseguir un hábito de entrenamiento?

En el mundo de la práctica deportiva existen numerosos mitos, unos más acertados que otros, pero todos ellos muy populares porque han sido extendidos a lo largo de los años e incluso décadas. Uno de los más importantes es el de la rutina de los 21 días, que nos explica que si conseguimos realizar cualquier hábito durante ese periodo de tiempo ya se convertirá en algo rutinario y podremos acostumbrarnos a él mucho mejor.

Esto ha servido de base para muchos entrenamientos de supuestos coaches, e incluso también para nutricionistas, que condicionaban los periodos de prueba de una dieta cualquiera a esas tres semanas. Y en parte es algo real, porque si conseguimos acostumbrarnos a realizar cualquier tipo de hábito durante esos 21 días, con constancia y esfuerzo, lo convertiremos ya en algo rutinario. Pero no siempre es así.

Como puedes imaginar, todo dependerá también del tipo de situaciones que estemos viviendo, de la forma en la que nos tomemos el entrenamiento, la dieta o el propio hábito que deseamos convertir en rutina. Debemos adaptarlo a nuestra propia forma de vida para entenderlo de una manera mucho más natural y que nos cueste lo menos posible el hacernos a él. Así, cualquier hábito se convierte en duradero, ya sea en 21 días o en más.

Post Tagged with ,,,

por

Posts Relacionados

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

Social Icons