Los peligros del ayuno intermitente

Uno de los grandes objetivos de muchos en este nuevo año es perder esos kilos de más. Tal vez no sea la primera vez que se enfrentan a este tipo de procesos de adelgazamiento, y al final las dietas se parecen mucho entre unas y otras, pero siempre puedes probar nuevos métodos. Uno de los favoritos en los últimos tiempos es el ayuno intermitente, que nos obliga a dejar de comer durante cierto tiempo. Hay muchas variantes, pero una de las más populares es ayunar un par de días a la semana, de forma total o parcial, reduciendo las calorías al mínimo.

El ayuno intermitente se ha demostrado como una buena alternativa para bajar de peso y de la misma forma, prevenir contra determinados enfermedades y problemas derivados sobre todo de la obesidad. Eso sí, hay que llevarlo a cabo con todo el cuidado del mundo. Por ejemplo, llevar una alimentación equilibrada y sana durante los días que comamos, y tomar bebidas nutritivas cuando decidamos hacer el ayuno. Si estamos enfermos, dejar pasar ese ayuno y seguir comiendo como siempre.

Eso sí, no todo es bueno en esto del ayuno intermitente, ya que podemos correr el peligro de atiborrarnos demasiado el resto del los días, y el resultado puede ser nefasto. De la misma forma, también podemos sentirnos mucho más débiles los días de ayuno, algo que nos puede pasar factura. La alimentación sana, junto con el ejercicio, son los pilares que suelen servir para bajar de peso de forma efectiva y sana.

Post Tagged with ,

por

Posts Relacionados

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

Social Icons