La exposición prolongada a luz artificial puede ser una de las principales causas de obesidad

La obesidad es uno de los problemas más importantes en lo que a la salud se refiere, ya que lejos de controlarse o disminuir en estos años, no hace más que aumentar, especialmente en los países desarrollados, donde más de la mitad de la población tienda a sufrir obesidad en distintos grados y momentos de su vida.

Está claro que la obesidad es la consecuencia de una mala dieta, y también del sedentarismo. La herencia genética, con enfermedades como la tiroides, también tiene mucho que ver en el desarrollo de la obesidad, desde edades bien tempranas. Pero ahora también se ha encontrado una nueva cusa para la misma, que a muchos se les pasa desapercibida: la prolongada exposición a la luz artificial.

dispositivos-electronicos-dormir

La investigación ha sido llevada a cabo en Holanda, y se han utilizado roedores, para comprobar que su tejido marrón adiposo, similar al que tenemos los humanos, se ve afectado por la sobrexposición a la luz artificial, lo que suele llevar a problemas relacionados con la obesidad. Al estar en constante contacto con este tipo de luz artificial, nuestro reloj biológico sufre alteraciones, lo que hace que la quema de grasas para energía se desajuste, provocando estos problemas derivados.

Las variaciones biológicas conocidas como ritmos circadianos determinan en gran medida el estado de nuestro cuerpo, y una alteración en dichos ritmos, ya sea por viajes, por falta de sueño o por un exceso de luminosidad artificial (entendiéndose también la falta de luminosidad natural) puede provocar desórdenes en nuestro organismo que acaben facilitando la aparición de problemas relacionados con la obesidad.

Post Tagged with ,

por

Posts Relacionados

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

Social Icons