Esta es la mejor forma de aliviar las agujetas sin dejar de hacer ejercicio

Todos hemos pasado por algo así. Cuando empezamos a hacer ejercicio, especialmente si venimos de una vida sedentaria, las agujetas son inevitables durante los primeros días de entrenamiento. Es algo que debemos tener en cuenta, porque puede llegar incluso a provocar que muchos abandonen la práctica del ejercicio solo por eso. Las agujetas no se producen por entrenar mal. De hecho, son una respuesta natural del cuerpo cuando hacemos las cosas bien. Son microrroturas musculares que no son evitables, pero sí se pueden aliviar.

Lo primero es no dejar de hacer ejercicio solo por sufrir de agujetas. Como decimos, estas son totalmente irrenunciables en los primeros días de entrenamiento, porque de hecho venimos de no hacer ejercicio. Cuando nuestro cuerpo se acostumbre a ese tipo de prácticas, las agujetas desaparecerán. El truco está en no forzarnos tanto, sino ir dosificando poco a poco para que el cuerpo se habitúe a esa actividad física. Nos cotará al principio, pero las agujetas terminarán desapareciendo conforme nuestra masa muscular mejore. 

Además, podemos recibir masajes deportivos con cremas que rebajan normalmente la inflamación, y meter la zona afectada en  hielo para que la inflamación no vaya a más. También es recomendable comer algo antes de entrenar, como frutos secos o incluso un plátano, alimentos ricos en minerales que nos ayudarán a prevenir, o al menos mantener a raya, esa sensación de agujetas.

por

Posts Relacionados

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

Social Icons