El café: ¿amigo o enemigo?

El café es una de las infusiones más consumidas en todo el mundo y por diferentes culturas. Los efectos estimulantes de su principal componente, la cafeína, han hecho que esta sea la bebida por excelencia elegida por aquellos que han dormido poco, que tienen un día largo por delante, y sin ir más lejos, el café con leche es el rey de los desayunos, ya que nos ayuda a despertar y sentirnos enérgicos.

Pero ¿realmente nos da energía el café? ¿qué tan saludable es esta infusión? Son muchas las preguntas y dudas que genera el café y vamos a intentar responderlas.

 

El café no es un energizante, sino que la cafeína es un estimulante natural que afecta directamente al sistema nervioso cuando ingresa en nuestro organismo. El proceso químico que se produce es el siguiente: los receptores cerebrales albergan a la adenosina (compuesto que se produce cuando estamos despiertos y comienza a extinguirse a medida que nos vamos cansando y necesitamos dormir) entonces la cafeína “reemplaza” a la adenosina y engaña al cerebro haciéndolo perder la noción de cuándo realmente necesita descansar.

cafe

Excedernos con el consumo de café, evidentemente puede traernos graves consecuencias, como problemas de sueño, y otros inconvenientes físicos derivados por la falta de descanso. Además se ha comprobado que es un potente acidificante para la sangre, por lo tanto es importante regular su consumo y compensarlo con alimentos alcalinos (vegetales, frutos secos).

Pero no todo es malo en el café: también tiene sus beneficios. La cafeína al ingresar en nuestro cuerpo se divide en tres moléculas: la teobromina que incrementa el flujo de oxígeno que llega a nuestro cerebro; la teofilina que acelera el ritmo cardíaco y beneficia la concentración; y la paraxantina que contribuye en el desempeño físico.

por

Posts Relacionados

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

Social Icons