Cómo entrenar cuando tenemos agujetas

Muchos aseguran que son incapaces de hacer deporte durante varios días por culpa de las agujetas. En algunos casos el dolor y la incomodidad que producen puede ser tan intenso que, efectivamente, nos impidan realizar cualquier práctica deportiva. Pero en la mayoría es solo una excusa para no tener que sufrir de nuevo ese cansancio en el cuerpo. De todas formas, ¿conviene descansar cuando se tienen agujetas? La respuesta de los expertos es un NO rotundo. 

De hecho, las agujetas no son más que la forma que tiene nuestro cuerpo de readaptarse a una actividad física relativamente alta, después de haber estado un tiempo sin llegar a esos límites. Es algo totalmente natural que incluso los profesionales sufren, por lo que nosotros no íbamos a ser menos. En los primeros días de gimnasio, o de salir a correr, las agujetas son totalmente normales. 

Lo más recomendable es seguir con el ejercicio, aunque eso sí, a una intensidad más moderada, para que el cuerpo se vaya acostumbrando poco a poco. Los músculos hay que entrenarlos, y esto no se consigue de un día para otro, sino con tiempo, con paciencia y con trabajo. Por eso, a pesar de las agujetas, deberíamos seguir entrenando, si de verdad queremos ponernos en forma, porque si paramos en cuanto volvamos a intentarlo aparecerán de nuevo y será el cuento de nunca acabar.

Post Tagged with ,

por

Posts Relacionados

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

Social Icons